top of page

¿Jefe o líder?

Actualizado: 4 dic 2023

Por Carlos Berrueta


No es lo mismo ser un jefe que un líder, y no todos los individuos que tienen cargos importantes en una organización saben dirigir y gestionar personas y equipos de manera eficiente y efectiva.

Debemos tener presente que en el entorno laboral existen diferentes tipos de liderazgo, y desenvolverse bien en el mundo de las organizaciones y las empresas implica conocerlos tanto en la teoría como en la práctica.

Gestionar personas y equipos no es una tarea sencilla ni nada fácil, y hoy en día hace falta adoptar una mentalidad que tenga en cuenta la importancia del capital humano y su bienestar, pues es el principal motor de las empresas y su mas valioso patrimonio, por tanto hay que cuidarlo con esmero.

Para ser un buen líder, es necesario tener una personalidad carismática, pero además es indispensable poseer las herramientas y el conocimiento necesarios para llegar al corazón de las personas y equipos de trabajo, y así poder facilitar el desarrollo de su talento y favorecer su rendimiento óptimo.

Hoy en día existe la posibilidad de acceder a diversos cursos de liderazgo que ofrecen la posibilidad de adquirir habilidades a aplicar en las tareas de dirección y conducción que encajen con las organizaciones modernas y beneficien tanto a trabajadores como empresas.

El entorno laboral demanda en muchos casos que los trabajadores alcancen un manejo adecuado del estrés y la ansiedad dadas las características en las que las organizaciones se construyen, la dificultad intrínseca a trabajar en equipo, e incluso la compleja adaptación de las necesidades de la organización y las propias necesidades individuales.

Si no contamos con dichos recursos, se puede ver reducido o anulado el desarrollo profesional y/o la capacidad para disfrutar de esta área de la vida. En muchos casos incluso se puede llegar a generar un nivel elevado de inseguridad y frustración, creyendo que el perfil no es adecuado para el puesto que se desempeña por esa falta de habilidades, lo que puede derivar en angustia y desmotivación.

Las empresas tienen cada vez más en cuenta el capital intelectual de las personas, y son conscientes de que es necesario estimularlas para que éstas puedan rendir a un buen nivel y se sientan parte de la organización. La Psicología de los Grupos y la Psicología de las Organizaciones han aportado mucho conocimiento científico sobre la importancia de la conformación de equipos de trabajo y los resultados positivos que éstos tienen para la empresa.

Por eso, es importante que los buenos líderes tengan una visión transformadora y sepan sacar el máximo provecho de los equipos de trabajo. Por lo cual, se debe encarar una formación adecuada que aporte conocimiento sobre el proceso de cambio de líder y los conceptos básicos de un liderazgo efectivo, así como las técnicas de liderazgo más efectivas y el conocimiento tanto teórico como práctico del liderazgo tanto situacional como emocional.

Tener a empleados motivados es casi una garantía de éxito organizacional, por lo que es importante conocer a fondo las dinámicas de relación, para así poder desarrollar un estilo de liderazgo que tenga en cuenta el papel imprescindible que tiene el capital humano en las empresas de hoy en día.

El liderazgo emocional es aquel que incluye el manejo de las emociones de forma efectiva para conseguir liderar con eficacia. Las competencias emocionales son clave en la gestión de individuos y de equipos, pues el dominio de éstas tiene gran repercusión en la definición de objetivos, la motivación, la gestión de conflictos, la satisfacción a clientes internos y externos.


El liderazgo transformacional se ha convertido en uno de los grandes paradigmas de la gestión de personas en la actualidad. Se caracteriza por su visión transformadora y su espíritu motivacional; estos líderes tienen un carisma excepcional y se preocupan por mantenerse fieles a las personas a las que supervisan.

Este tipo de liderazgo genera relaciones de confianza entre los superiores y los subordinados, y produce vínculos emocionales profundos entre estos, lo que favorece el compromiso de los trabajadores por el bien del equipo. Es una visión de liderazgo que encaja perfectamente con las necesidades actuales, donde la participación de los empleados y la necesidad de desarrollar su potencial es cada vez mayor.

Los líderes transformacionales generan espacios de interacción en los cuales la creatividad y el talento de los participantes pueden incidir en beneficio de la organización.





9 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo
bottom of page